martes, 16 de octubre de 2007

DESTINO: NINGUNA PARTE



Hoy ha venido a mi memoria una película de Bill Murray, de la cual no recuerdo el título, en la que el hombre se levantaba de la cama y se repetía el mismo día como un bucle, con la consiguiente paranoia por parte del protagonista. Tengo que decir que hoy me ha pasado lo mismo.

No, no se asusten lectores, no es que me haya pasado, si no que me he levantado con esa sensación. Y no deja de ser irónico, tras pensarlo un par de veces, que quizás me pasa algo parecido a lo que le pasaba al actor en la película. Desde que perdí la inocencia infantil y la capacidad de sorprenderme por las cosas que me ocurrían, desde la más nimia a la más importante,siento el ciclo vital como un bucle. Van pasando cosas por mi vida pero a veces siento que estoy sentado en uno de esos coches de película antiguo, donde el paisaje era un rollo que iba girando continuamente. Sientes que te mueves, pero a la vez te encuentras estático.

Entonces te das cuenta que lo verdaderamente importante no es lo que avances en el camino, sino la conversación que te traes con el copiloto.

Pero esta vez, seguiré conduciendo sin destino...

7 comentarios:

kebrantaversos dijo...

hola LOBO
LA PELI ERA "ATRAPADO EN EL TIEMPO"
Y ERA SIEMPRE EL DIA DEL TOPO
UN ABRAZOTE DE EL KEBRAN

Rubén dijo...

¿Y no será que andas con la gripe y que te duele la cabeza? Tómate una aspirina campeón y verás como mejora mucho esa sensación. Cada día es distinto al anterior, sólo hay que ver que ya es otoño y anochece prontísimo. Lo que es siempre igual es la gente. Todos somos sumamente parecidos. Casi iguales. Lee a Kundera y lo verás. Ramón era el día de la marmota.

EL LOBO ESTEPARIO dijo...

Rubén, siento decepcionarte, pero no creo que todos seamos iguales, y Kundera no me trasmitió eso al leerle, me trasmitió que nos mueven las pasiones humanas, y que hay que intentar vivirlas.

Rubén dijo...

Bien, Churi, lee La inmortalidad de Kundera, que ha escrito más de un libro. Todos somos iguales. Más o menos claro. El parecido entre George Clooney y yo es relativo. Y el de mi vecina con Elsa Pataki remoto. Si no piensa en todo lo que hemos avanzado y en que los pecados capitales siguen siendo 7. Somos tan iguales que no se nos ocurre ninguno nuevo.

EL LOBO ESTEPARIO dijo...

Me da pena que pienses eso, el mundo le mueven personas que no piensan asi

Rubén dijo...

No creo que sea malo que la gente sea igual. Al contrario, es posible reconocernos en los demás y hacernos pertenecer a un grupo, nos da identidad, amistad, conciencia y todas esas cosas. ¿No crees?

CRISTINA dijo...

Menudo debate estais manteniendo... Estaba a punto de dar mi opinión... pero no sé

Para mi cada persona es un mundo y diferente, y nosotros mismos hacemos que cada uno de los días de nuestra vida sea igual o diferente al anterior... aunque hay cosas que no podemos remediar... como comer todos los días o ir a trabajar...

Busquemos en los pequeños detalles las diferencias entre los distintos días